• Rolando Emmanuelli Jiménez


    Rolando Emmanuelli is a Puerto Rican lawyer and photographer. His photographs portray the scenery, culture and people of Puerto Rico. He has been practicing photography since childhood. His art has gained recognizance in recent years. His photographs have won contests in the Puerto Rico.

    Professional Experience:

    Bufete Emmanuelli, C.S.P.
    President

    1988 - Present
    Assume full responsibility in all areas of firm operations, serving as chief litigation attorney and overseeing all senior leaders, attorneys, and administrative professionals. Manage finance, marketing, customer acquisition, relations, and retention activities, and public relations; lead firm strategic planning, operational procedure and process design, and community participation. Provide firm website design and management. Litigate the full range of civil and criminal cases, representing both plaintiffs and defendants.

    Diverse legal background with 20 years’ experience providing leadership to and advising on a variety of business development, marketing, operational, and strategic planning functions to include litigation, corporate compliance, high-level negotiations, and commercial contracts. Wide ranging expertise across an array of industries and sectors such as healthcare, pharmaceutical, technology, government, and commercial / residential. Serve as public legal expert and leader through law school-level instruction, publication, weekly participation in print and broadcast media, and executive roles within community and professional organizations.

    ** Corporate leadership, collaborating with top executives to align the course of legal and compliance activities with immediate objectives and long-range vision.

    ** Winning process improvement strategies and recommendations, constantly evaluating opportunities to enhance compliance and minimize exposure.

    ** Broad-based legal expertise demonstrated through roles of public prominence in print and broadcast media, community and professional organizations, and university teaching positions.

La Agenda Urgente del Sur ante la visita del Senado de Puerto Rico

Por Rolando Emmanuelli Jiménez, J.D., LL.M.
rolando@bufete-emmanuelli.com

El pasado viernes 29 de mayo se reunió el Senado de Puerto Rico en una “Comisión Total” en el Teatro La Perla de Ponce. No fue una Sesión Legislativa, sólo una Comisión Total –con la comparecencia de todos los senadores- porque la Constitución de Puerto Rico dispone en su Artículo III, Sección 13, que las cámaras legislativas se reunirán en el Capitolio de Puerto Rico. Esto es un buen ejemplo de la inflexibilidad de nuestro sistema de derecho en cuanto a permitir el desarrollo de la descentralización y regionalización del país.

La importancia de la distinción entre una Sesión Legislativa y una Comisión Total es que no podrán aprobar legislación que beneficie el Sur hasta que regresen al pleno del Hemiciclo en el Capitolio. Sin embargo, la información y voluntad unida que vean en torno a los proyectos del Sur será determinante en sus próximas acciones.

La visita del Senado de Puerto Rico a Ponce tuvo una gran importancia por dos factores fundamentales. En primer término, fue un reconocimiento directo del poder legislativo de que la Región Sur está desarrollando una voz, de múltiples timbres y armonías, pero enfocada en el bien común ejerciendo un poder político regional, no partidista, que es necesario escuchar y acatar.
En segundo término, nos ofreció a los Sureños la oportunidad de plantear de cerca y sin intermediarios las verdaderas necesidades y planes puntuales de nuestra Región Sur. La Región tuvo una oportunidad única de demostrar su madurez y unidad para establecer nuestra estrategia de desarrollo económico sin que venga impuesta desde San Juan.

Entre los planteamientos más importantes discutidos estuvieron:

1. La Cámara de Comercio del Sur de Puerto Rico coordinó un consenso sobre una serie de asuntos esenciales y no negociables que guíen la política pública, tanto de Ponce, como de toda la Región Sur. Este esfuerzo de la Cámara de Comercio del Sur conocido como Manifiesto por el Sur, percibe a DISUR como el organismo institucional idóneo, no partidista, para dirigir los esfuerzos de desarrollo económico y social de los 15 municipios del Sur donde los sectores empresariales, académicos y comunitarios promulguen e impulsen un cambio en dirección a la integración regional para el Sur.

2. Debe legislarse para permitir la autonomía regional mediante el fortalecimiento de la autonomía municipal para que DISUR pueda establecer sus planes estratégicos y operacionales de la Región Sur basados en el Manifiesto por el Sur, que pongan en marcha todas las iniciativas seleccionadas como beneficiosas y apropiadas a nuestros intereses. La preparación de estos planes justificarán que se apruebe un proyecto de Ley que permita que las regiones se vayan organizando y estructurando de manera que puedan, en su momento, reclamar la delegación de autoridades gubernamentales de los poderes de planificación y permisos regionales. De esta manera, los Sureños tendremos en nuestras manos el destino de nuestro desarrollo económico.

3. Además se expuso, que el efecto retroactivo de la moratoria a la Ley 212 de 2002, impuesto en la Ley 7 de 9 de marzo de 2009, paralizó la inversión privada y menoscabó obligaciones contractuales con efectos desastrosos para el desarrollo económico de los centros urbanos. Que el incumplimiento por parte del gobierno mediante la Ley 7, en honrar compromisos previamente contraídos con inversionistas y la banca, mina la confianza y credibilidad del Estado como agente de fomento económico. Por tanto, debe corregirse de inmediato el efecto retroactivo de la moratoria de la Ley 7, para no perjudicar los escenarios de inversión de los proyectos terminados y certificados por la Oficina de Ordenación Territorial del Municipio Autónomo de Ponce; los proyectos terminados y en proceso de certificación por esta Oficina; los proyectos en construcción con beneficios aprobados por la Oficina; y los proyectos en distintas etapas de diseño, planificación y permisos con los beneficios aprobados por la Oficina de Ordenación Territorial del Municipio Autónomo de Ponce. La Ley 7 sólo debe aplicarse a los proyectos nuevos que se presenten después del 9 de marzo de 2009.

4. Por último, pero no menos importante, es fundamental que se ordene la citación del Secretario de Desarrollo Económico y Comercio, Hon. José Ramón Pérez Riera, a los fines de que explique en una vista de interpelación, las razones por las cuáles se ha atrasado el desarrollo de la apertura y operaciones del Puerto de las Américas para el primer trimestre de 2010; por qué no se ha terminado el proceso de negociación con UCW América; por qué no se ha continuado con el proceso de negociación con Jones Lang Lassalle para la administración de las zonas de valor añadido; por qué no se ha nombrado a estas alturas un director o directora ejecutiva para que se cumpla con la Ley del Puerto y se pueda negociar válidamente con UCW América y Jones Lang Lassalle; por qué en lo que va de año la Junta de Directores sólo se ha reunido una vez; y por último, que se le requiera que presente un plan convincente y realista para poder adelantar las obras del Puerto y salvar el atraso de los primeros seis meses de 2009; semestre ya perdido en el desarrollo del Puerto de las Américas.

Esperamos que la visita del Senado de Puerto Rico haya sido sincera, productiva y que pueda poner en marcha lo antes posible las aspiraciones y planes concretos de la Región Sur, que con su voluntad y valentía, poco a poco se ha ido convirtiendo en ejemplo a seguir por el resto de nuestro país.

El autor es abogado notario, Presidente del Bufete Emmanuelli en Ponce, Presidente de la Alianza Pro Sur, Vicepresidente de DISUR, Inc., pasado presidente de la Cámara de Comercio del Sur de Puerto Rico y anfitrión del programa Debido Proceso de Ley, que se transmite todos los sábados a las 11:00 de la mañana por WPAB 550. Para mayor información vea www.debidoproceso.com.

Anuncios

El Asunto Fundamental de Ponce y los Sureños: Que se nombre un Director o Directora Ejecutiva de la APA

El Asunto Fundamental de Ponce y los Sureños:

Que se nombre un Director o Directora Ejecutiva de la APA

Por Rolando Emmanuelli Jiménez, J.D., LL.M.
rolando@bufete-emmanuelli.com

Para el Sur, en estos momentos no es importante cuánto es el déficit del Municipio de Ponce, ni lo que le dijo Sagardía a Vega Ramos, ni lo que le va a pasar al Padre Alberto. El asunto más importante que nos concierne a los Sureños es que se nombre urgentemente a un Director o Directora Ejecutiva de la Junta del Puerto de las Américas Rafael Cordero Santiago, para que no se sigan atrasando el trámite de comienzo de operaciones que ya lo llevan por el primer trimestre del año 2010.

La inacción de la Junta de Directores de la Autoridad del Puerto de las Américas (APA) ya ha pospuesto la operación del Puerto por más de 9 meses.

La Junta de Directores de la APA está paralizada por su presidente el Secretario de Desarrollo Económico y Comercio, Sr. José Ramón Pérez Riera. Decimos que la Junta está paralizada, porque no le han permitido nombrar a un Director o Directora Ejecutiva por una mera pugna política local enfocada en quién será el próximo candidato a alcalde por el PPD en Ponce en las elecciones del 2012. Eso es un asunto pequeño y perjudicial para todos los intereses y expectativas de la comunidad Sureña.

El dilema que confronta Fortuño y su subalterno Pérez Riera es que no pueden nombrar a una persona con experiencia y méritos, porque confrontarían un problema político con personas de su partido que temen perder las elecciones en 2012. Por eso han dejado el asunto sobre la mesa y el gobernador ha llegado al extremo de decir que eso no es una prioridad. Nada más lejos de la verdad.

Sin un Director o Directora Ejecutiva, la Junta de la APA no puede negociar válidamente con el candidato a operador UCW América. La Ley de la APA es clara. La persona con facultad para negociar con el operador es el Director o Directora Ejecutiva.

Recientemente trascendió y se comprobó que Pérez Riera, ante la ausencia de tiempo para atender este asunto tan vital para los Sureños, delegó la negociación con UCW América a dos jóvenes norteamericanos, recién graduados de universidad y con mínima experiencia en asuntos de esta envergadura. Esto es un grave error que pone en riesgo la negociación con UCW porque, además de que no hay garantía de que hagan el trabajo bien, la negociación estaría sujeta a ataques judiciales por ser fuera de la autoridad de ley o ultravires.

La ventana de oportunidad para terminar el acuerdo con UCW América se está cerrando. En estos tiempos de crisis económicas estas tardanzas innecesarias destruyen las expectativas de negocios. UCW América podría determinar interesarse en otro puerto. Entonces la APA tendría que empezar de nuevo y el atraso podría ser de más de dos años.

Con leer la Ley de la APA, Pérez Riera se hubiera dado cuenta de su error al delegar este asunto a principiantes sin haber nombrado a un Director o Directora Ejecutivo. Sin embargo, luego de señalado el problema por este periódico, se empeño en defender su decisión.

Es indispensable nombrar un Director o Directora Ejecutiva. El que sea. Si no nombran al que está preparado, conoce todos los aspectos del Puerto y tiene el apoyo de Fortuño, la Junta de Directores y de las fuerzas vivas de la Región Sur; que entonces nombren a la correligionaria que tiene las cualificaciones mínimas para hacer el trabajo.

Ahora bien, en el segundo caso, dónde lo importante es meramente atajar el miedo a perder las elecciones en el 2012, cargarán entonces con las consecuencias sociales, económicas y políticas de su decisión.

El autor es abogado notario, Presidente del Bufete Emmanuelli en Ponce, Presidente de la Alianza Pro Sur, Vicepresidente de DISUR, Inc., pasado presidente de la Cámara de Comercio del Sur de Puerto Rico y anfitrión del programa Debido Proceso de Ley, que se transmite todos los sábados a las 11:00 de la mañana por WPAB 550. Para mayor información vea www.debidoproceso.com.

DISUR: CONSTRUYENDO NUESTRO PAÍS DEL SUR

Por Lcdo. Rolando Emmanuelli Jiménez, J.D., LL.M.


rolando@bufete-emmanuelli.com

No cabe duda de que uno de los principales problemas de planificación e incoherencia de las estrategias urbanas y de desarrollo socioeconómico de Puerto Rico es la estructura de 78 entidades municipales. La mayoría de los municipios no han podido cumplir con los requisitos de la Ley de Municipios Autónomos para poder recibir la delegación de poderes del gobierno central y convertirse en autónomos. Esto ocurre en gran medida porque no cuentan con los recursos económicos para implantar el proceso de autonomía. Además, más de 30 municipios en Puerto Rico están al borde de la bancarrota y no pueden cumplir con sus funciones básicas de administración y obras públicas.

Tampoco cabe duda de que las 78 municipalidades de Puerto Rico tienen una identidad y orgullo que las distingue y que se crearían innumerables controversias con meramente plantear la eliminación o consolidación de algunos. Por otro lado, la propuesta de elevar a rango constitucional la autonomía municipal es importante para los municipios que ya la disfrutan, pero no presenta alternativa viable y práctica para los que no podrán cumplir con sus requisitos. Es por eso que se impone otro modelo.

Debe fortalecerse la autonomía municipal para que pueda darse paso a la colaboración e intercambio de recursos intermunicipales, y al establecimiento de las alianzas o consorcios municipales que permitan a los municipios ahorrar dinero mediante la consolidación de servicios o la implantación de estrategias comunes de desarrollo económico. En la unión está la fuerza y ha llegado el momento en que los municipios exploren las ventajas de coaligarse.

Por otro lado, el desarrollo de proyectos regionales como el gasoducto, ahora acueducto, y el Puerto de las Américas Rafael Cordero Santiago con sus zonas de valor añadido que podrían dar paso a un tren que atraviese la mayoría de los municipios del Sur, requieren una planificación que mire el contexto de toda una región, por la gente que la conoce y le interesa su desarrollo pleno con calidad de vida. El gazapo monumental del gasoducto no hubiera ocurrido si el proyecto se hubiera planificado desde el Sur por la gente del Sur.

El modelo de planificación nacional centralizado en San Juan ha fracasado. No existe un plan de uso de terrenos y prevalece una gran incongruencia e incertidumbre sobre el establecimiento de dicho plan ante los planes de ordenamiento territorial de los municipios autónomos. ¿Puede la Junta de Planificación desde sus recintos centralizados en San Juan determinar algo distinto en cuanto al uso de un terreno a lo dispuesto por la Oficina de Ordenamiento Territorial de Ponce? Entiendo que no, pero existe la amenaza de un conflicto que finalice en los tribunales.

Además de la posibilidad de que los municipios compartan recursos y consoliden funciones, existe el camino para que también podamos reclamar la autoridad para poder llevar a cabo la evaluación, planificación y autorización de proyectos regionales. Los Municipios Autónomos pueden planificar su territorio y conceder permisos de construcción y de uso dentro de sus fronteras. Pero qué pasa si se programa un bosque protegido colindante con una zona de desarrollo industrial y comercial de otro municipio. Este posible conflicto asoma también con el nuevo acueducto del sur y con la determinación del gobierno central de fortalecer el enfoque agrícola de nuestra Región Sur. ¿Se planificarán estos proyectos en total armonía, o al menos, en sintonía con lo que necesita el Sur si la gente que los trabaja no viven en nuestra región? La historia no ofrece ejemplos que sirvan de precedentes optimistas. Hace falta poder tener una visión más amplia y los poderes para implantarla, pero desde el Sur y para el Sur.

Desarrollo Integral del Sur, Inc. (DISUR) es una corporación bajo la Ley de Municipios Autónomos que tiene como propósito integrar los esfuerzos de los 15 municipios que componen la región del Sur de Puerto Rico para establecer iniciativas de planificación regional y propiciar el desarrollo socioeconómico sustentable, sostenido y la calidad de vida. En ese sentido, tiene como propósito el fortalecer los recursos y procesos de planificación urbana, rural, ambiental e industrial de una manera coherente y costo eficiente para toda la Región Sur.

La Cámara de Comercio del Sur de Puerto Rico coordinó un consenso sobre una serie de asuntos esenciales y no negociables que guíen la política pública, tanto de Ponce, como de toda la Región Sur. Este esfuerzo de la Cámara de Comercio del Sur conocido como Manifiesto por el Sur, percibe a DISUR como el organismo institucional idóneo, no partidista, para dirigir los esfuerzos de desarrollo económico y social de los 15 municipios del Sur donde los sectores empresariales, académicos y comunitarios promulguen e impulsen un cambio en dirección a la integración regional para el Sur.

Las energías de los sectores no gubernamentales deben estar enfocadas en que DISUR se convierta en un organismo supra-municipal que capitalice sobre los activos regionales y coordine las voluntades de política pública de los municipios para evitar la duplicidad de esfuerzos, potenciar iniciativa de desarrollo económico que incluyan varios municipios o subregiones, abogar colectivamente por la obtención de los recursos necesarios para el desarrollo, y promocionar y mercadear la región a nivel global como una zona de alto valor para la inversión turística, empresarial e industrial.

Bajo el liderato del Honorable Abel Nazario, Alcalde de Yauco, DISUR se encuentra encaminando esta Visión mediante dos proyectos fundamentales. El primero es la preparación de una recopilación de toda la información y conocimiento regional que guíe los esfuerzos de desarrollo económico y de planificación. Este esfuerzo se ha trabajado durante los últimos dos años por los sectores académicos de DISUR y se encuentra prácticamente listo para que la Junta de Directores se pueda expresar ofreciendo dirección específica al comité interuniversitario que lo trabaja para que comience la redacción del Plan Estratégico y Operacional de la Región del Sur, que pongan en marcha todas las iniciativas seleccionadas. La preparación de este Plan Estratégico y Operacional dará base a que se apruebe un proyecto de Ley que permita que las regiones se vayan organizando y estructurando de manera que puedan, en su momento, reclamar la delegación de autoridades gubernamentales de los poderes de planificación y permisos regionales. De esta manera, los Sureños tendremos en nuestras manos el destino de nuestro desarrollo económico.

Recientemente en el 4to Simposio del Puerto de las Américas Rafael Cordero Santiago se presentó una gráfica por los Arquitectos Javier de Jesús y Abel Misla en la que se presentaban todas las características de fronteras municipales y regionales, recursos naturales, infraestructura de comunicaciones, carreteras, energía y agua, hospitales, universidades, viviendas, zonas industriales, territorio protegido, biodiversidad, áreas turísticas etc. En fin, todos los elementos necesarios para pensarnos a la manera del Honorable Willie Miranda Marín como un país. Le llamé nuestro País del Sur. Caguas no es un País, con mucho respeto lo digo, pero los 15 municipios de la Región Sur si tienen todo lo necesario para considerarse una región con suficiente autonomía para decidir su destino con éxito y valentías.

El otro proyecto de DISUR que es fundamental para nuestro desarrollo como región es el Catálogo para la Planificación y Promoción de la Región Sur de Puerto Rico. Este instrumento que se presentará en varios formatos incluyendo una página de Internet y un libro, contendrá toda la información vital para que los puertorriqueños y extranjeros entiendan las ventajas y las normas que rigen los procesos de inversión, de apertura y mantenimiento de negocios en la Región Sur. Este catálogo permitirá descentralizar y fortalecer las energía de promoción de la inversión en el Sur para que cada uno de nosotros sea un promotor o embajador potencial para atraer nuevas industrias y empresas de servicios.

No es posible lograr un desarrollo económico, sustentable y sostenido si cada municipio es una isla que decide sus asuntos sin contar con el contexto regional. Por ende, es indispensable fortalecer a DISUR mediante la incorporación de todos los municipios, universidades y empresas emblemáticas de la región, apoyando el Manifiesto o la declaración de principios esenciales de la Cámara de Comercio del Sur, y encaminando a DISUR como el planificador y coordinador regional de las estrategias de desarrollo socioeconómico que se deben implantar en el Sur.

En estos momentos DISUR se encuentra en un proceso de consolidación de las fuerzas más vivas de la Región. La membresía está abierta para cualquier empresa, comunidad o entidad educativa que quiera fortalecer su conocimiento de la Región Sur e influenciar en la formulación de políticas de desarrollo económico para nuestra Región. Les exhorto a que llamen al 787-284-8424 para que inicien las gestiones para incorporarse a esta importante organización.

El autor es abogado notario, Presidente del Bufete Emmanuelli en Ponce, Presidente de la Alianza Pro Sur, Vicepresidente de DISUR, Inc., pasado presidente de la Cámara de Comercio del Sur de Puerto Rico y anfitrión del programa Debido Proceso de Ley, que se transmite todos los sábados a las 11:00 de la mañana por WPAB 550. Para mayor información vea www.debidoproceso.com.

Hacia el Acueducto del Sur: De la victoria a la nueva agenda de trabajo

Por Luis Rey Quiñones Soto, Economista

La lucha honrada y sin descanso de una parte importante de la población de la Región Sur de Puerto Rico, encabezada por el Frente Amplio Contra el Gasoducto, ha entregado al resto del País una contundente y significativa victoria con el anuncio del gobernador Fortuño de utilizar materiales y la ruta del gasoducto para la construcción del Acueducto del Sur.

La victoria es el resultado de la voluntad militante, expresada desde las comunidades, para participar de manera activa en las decisiones que, hasta ahora, se tomaban de espaldas al Pueblo, en los pasillos legislativos de Puerta de Tierra.

La celebración de vistas públicas en las municipalidades de las comunidades afectadas es el resultado de la voluntad ciudadana por construir, desde abajo, un nuevo Puerto Rio más esperanzador, honrado, participativo y democrático.

Entonces, ante este nuevo proyecto de Acueducto del Sur, conviene que nos convoquemos para adecuar el nuevo uso a las necesidades de las comunidades, al mismo tiempo que se aseguren remedios efectivos a los problemas que afectan los acuíferos del sur y se facilite un desarrollo sustentable y ordenado de la Región Sur, con epicentro en el Puerto Internacional de Trasbordo y de valor añadido Rafael Cordero Santiago.

De manera que ante el reto que nos plantea a todos los pobladores de esta región la construcción de un acueducto regional es necesario asegurar que la toma de decisiones, si desea contar con el aval de los ciudadanos de la Región Sur, debe asegurar que el proceso cumpla con las siguientes condiciones mínimas:

1. Que la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE), retire de inmediato de la Junta de Planificación de Puerto Rico (JPPR) la propuesta del proyecto del Gasoducto del Sur,

2. Que la Junta de Calidad Ambiental certifique el retiro por parte de la AEE de la propuesta para el Gasoducto del Sur de la JPPR,

3. Que se someta una nueva consulta de ubicación como lo exigen los reglamentos de las agencias concernientes conforme al nuevo uso, y se proceda a la redacción de una nueva declaración de impacto ambiental para el caso específico de un acueducto regional,

4. Que se dispongan en un lugar adecuado, mientras comienzan las obras, los tubos cercanos a la comunidades,

5. Que el nuevo proyecto, Acueducto del Sur, considere una ruta alterna a la del gasoducto, y el uso adecuado de maquinaria y equipo, para evitar toda posibilidad de efectos no deseables sobre los recursos naturales, la vida cotidiana y propiedad de los vecinos de las comunidades aledañas a la nueva ruta,

6. Que, desde sus inicios mismo, el proceso de toma de decisiones sea diáfano y transparente, por lo que es necesario poner a disposición de las comunidades e interesados los documentos relativos al la nueva propuesta de Acueducto del Sur, de manera que sea posible una participación ciudadana y comunitaria bien documentada,

7. Que la mayor disponibilidad de agua, a la cual tiene que incorporarse el abasto de Cerrillos, no dé paso al desparramamiento urbano en detrimento de los inventarios de tierras agrícolas,

8. Que, para evitar la dilapidación de tierras agrícolas, se establezca prioridad para suplir agua necesaria para el reciclaje de los centros urbanos de la Región Sur como espacios habitacionales, los cuales han sido objeto de importantes obras de infraestructuras de acueducto y alcantarillado, por lo que es económicamente rentable densificar, revitalizar y rescatar este espacio urbano tan importante.

Sobre la base anterior es posible satisfacer necesidades y proyectos que, en la cultura del mollero y de la imposición política, son claramente antagónicos porque privilegian los intereses de unos pocos en desmedro de los genuinos intereses de las grandes mayorías.

Sobre esa base, los sureños todos transitamos entusiasmados en la construcción de una nueva cultura política de participación directa que conduzca a la transformación radical del País en términos económicos, políticos y sociales.

A %d blogueros les gusta esto: